Ke$ha recluta grandes colaboraciones para su nuevo disco

Ke$ha/. EFE/PAUL BUCKDebo confesar que soy fan de ese momento al principio de la canción de Ke$ha ,“TiK ToK”, cuando dice que se despierta en la mañana sintiéndose como P. Diddy y que lava sus dientes con una botella de Jack.

Es ese momento que prepara el ánimo para que reviente un auténtico espíritu fiestero en cualquier reunión.

Rodeada de escándalos
, Ke$ha parece ser una cantante pop más en una industria plástica y sumamente competida, sin embargo, pocos saben que ella escribe todo su material y que además lo ha hecho para colegas suyas como Britney Spears y Miley Cirus.

Pero quizás lo que más sorprenda de Ke$ha es el tipo de nombres con los que se ha rodeado recientemente. Para su nuevo álbum, Warrior, la originaria de Nashville, Tennessee, logró participaciones con gente como Wayne Coyne de Flaming Lips, Julian Casablancas y el baterista Fabrizio Moretti de The Strokes, Pat Carney de The Black Keys y hasta una con el gran Iggy Pop.

Nombres grandes para una pequeña jovencita de Nashville, ¿no? A mí, por lo menos, ya me dio mucha curiosidad escuchar el resultado, que si es tan pegajoso y adictivo como su canción “TiK ToK”, tendrá un éxito asegurado.

Ke$ha - TiK ToK