Un ladrillo más en la pared.

Este año, concretamente en el mes de abril, se celebran los 30 años de la grabación del álbum The Wall, realizado en 1979 por la banda  británica de rock progresivo Pink Floyd.


En una semana como esta, estaban pegando en las calles los posters que aunciaban el lanzamiento del álbum.
Para los que crecimos en los ochenta, “The Wall”, el álbum, se convirtió primero en un símbolo del rock, y luego, cuando pudimos ver la película de Alan Parker en 1982, captamos la esencia de la obra. Algunos se identificaron con la arbitrariedad del sistema educativo, el rechazo al autoritarismo y la glorificación de la idea romántica de los rockstars vistos como unos seres poderosos y libertarios.

Entrando ya en el contexto histórico, la idea central de la ópera rock partió aparentemente de un episodio real, en que Roger Waters en un momento de desesperación escupe a un fan. Este acontecimiento al parecer lo llevó a pensar en la idea del muro, imaginario, pero muro al fin y al cabo, que separa algunas veces a los individuos.

Por otro lado, resulta paradójico que mientras parte de la escena musical británica presenciaba el surgimiento del punk y la new wave, como negación de la corriente del “gran rock” o el rock sinfónico y “culto”, Pink Floyd desarrollaba una obra musical en la que el personaje principal era un sujeto huérfano, abusado, sobreprotegido por la madre y en últimas desarraigado de toda la sociedad. Posiblemente un reflejo del mismo pueblo británico de la época.

Llegar a The Wall significó para mí generación el paso de la primaria al bachillerato. Fue un acto de madurez que se tomaba con rigor y respeto. En Colombia, la película se volvió una ceremonia simbólica de la que participaban igual hippies y punks, unidos por el mismo principio de rechazo a la autoridad.

Escribiendo esta nota, caí en cuenta de la cantidad de tiempo desde la última vez que vi la película. El álbum reposa silencioso con mis otros vinilos, quizás llegó el momento de hacerle su fiesta y repetir la consigna cumbre de The Wall: “We don’t need no education, we don’t need no thought control”.

Cargando...

 

YAHOO MUSICA EN FACEBOOK