Zoé en el camino de la perseverancia

Pocas bandas han tenido la resistencia que ha caracterizado a Zoé. Un grupo que desde su formación tuvo grandes obstáculos; no obstante, gracias a su perseverancia y a la calidad de sus composiciones, fue construyendo poco a poco una carrera sólida que precisamente en este 2011 celebrará 14 años de existencia.

Hace unas horas se estrenó a nivel nacional Soñé, el sencillo promocional de su nuevo álbum, MTV Unplugged. Trabajo que grabaron en octubre pasado y que ya tiene fecha de salida, el próximo 22 de marzo. Cuatro días antes será la presentación del concierto en el conocido canal de videos. En este desenchufado se incluye un tema inédito, Labios rotos. Se editará en formato CD y doble formato, CD y DVD.

En el concierto intervinieron varios músicos que en los últimos años han impulsado en buena medida el trabajo de la banda. Enrique Bunbury es una de las figuras que le da lustre al álbum; además, se le invitó al zaragozano como una muestra de agradecimiento por el apoyo brindado para dar a conocer a Zoé en España.

Otro de los músicos invitados fue Adrián Dárgelos, la voz de Babasónicos, agrupación con la que Zoé ha alternado y hecho giras de forma regular. Los demás músicos que formaron parte del ensamble para grabar el desconectado fue Chetes, Lo Blondo, de Hello Seahorse, Yamil Rezc (productor de grandes artistas) y Andrés Sánchez.

Lejos parecen aquellos años en que León, Sergio, Ángel, Jesús y Alberto (después estuvo Siddartha y desde hace rato Guardiola) ofrecían una propuesta propia bajo la influencia Beatle. En 1997 los músicos de Zoé eran unos desconocidos, un año estuvieron enlatados por EMI. No les grabaron disco, pero tampoco los dejaban que entraran a otro sello. No era raro verlos en esas grandes oficinas haciendo ante sala para ver si los podían recibir.

En el 98 llegaron a Sony, trasnacional que les distribuyó su primer álbum, pero esos ejecutivos no supieron manejarlo, no entendieron cómo moverlo. Aunado a esto, hay que señalar que también se evidenció la inexperiencia del grupo para negociar y ofertar su trabajo. Zoé y Rocanlover fueron los dos discos que trazaron el estilo de la banda, pero fue cuando salieron de la trasnacional que las cosas cambiaron favorablemente.

El grupo editó un epé que salió bajo un sello independiente, Noiselab, allí de la mano de Mijangos hablaron un mismo idioma y la química se dio, la canción Dead entró a la radio ante la insistencia de la gente que solicitaba el tema y se coló a los canales de videos.

Curiosamente hasta entonces fue que se empezaron a promocionar sus dos álbumes anteriores, muchos se enteraron tardíamente de la belleza de Rocanlover, trabajo que contó con la producción de Phil Vinall, cómplice del sonido Zoé, y que ha colaborado con Placebo, XTC, Radiohead y Pulp, entre otros.

Lo siguiente se dio de forma paulatina, un buen disco fue ideado, con el larguísimo nombre de Memo Rex Commander y el Corazón Atómico de la Vía Láctea. Lo demás ya es una historia más difundida. Premios a diestra y siniestra, aparición en bandas sonoras, giras en el extranjero y llenos totales en sus actuaciones, presencia en el Coachella 2010 y en el Rock un Río 2010 en España.

El grupo ya está en los terrenos de las grabaciones y regrabaciones de sus temas quizá de forma excesiva, pues además de su DVD en vivo (281107), se han editado dos y hasta tres álbumes de “hits”, un Reptilectric revisitado, una caja con sus discos en formato de vinyl y ahora una parte desconectada de la obra del grupo. La verdad es que en los últimos cinco años el grupo sólo nos ha entregado un álbum con temas inéditos. Son buenas las recapitulaciones, pero en Zoé ya empieza a ser rutina.

El grupo está por anunciar los conciertos que ofrecerá durante los próximos días, en tanto se ha confirmado su actuación en un palenque en la feria de León Guanajuato (24 de enero), en Toluca (3 de febrero) y una serie de presentaciones en el extranjero, por el momento confirmadas están las de Costa Rica (17 de febrero) y Panamá (19 de febrero).

 

Opina

Síguenos