Natalia Lafourcade recibe medalla Agustín Lara

Natalia Lafourcade/EFE/Sáshenka GutiérrezNatalia empieza a recoger lo que cosechó con la grabación de su más reciente disco, Mujer Divina, Homenaje a Agustín Lara. Este fin de semana recibió, de manos de los familiares del “Flaco de Oro”, la medalla Agustín Lara, previo a su presentación de este domingo en el Teatro de la Ciudad.

Hace unos días se informó que este trabajo ya es Disco de Oro, por las más de 30 mil unidades vendidas, álbum en el que participan varios músicos invitados, algunos de ellos la acompañaron durante su actuación en el céntrico recinto histórico.

Curioso, para este concierto llegó una gran cantidad de público adulto, cabecitas de algodón que aplaudían con entusiasmo cada vez que terminaba uno de los arreglos de Natalia a las rolas-poemas de Agustín Lara.

Abrió con Farolito y de allí siguieron otras 13 roLaras. Ismael, de Los Daniels, la acompañó en Mujer Divina; Leonel García en Azul; Juan Manuel Torreblanca en Amor de mis Amores, y Meme del Real, de Café Tacvba, en Limosna.

Fue una velada íntima, entre fantasmas, los del Teatro y los que se evocaron, y un extraño amasiato entre el pop y el bolero. Natalia es una chava arriesgada, buscó una orquestación adecuada para esta actuación y le fu muy bien. El nervio, el entusiasmo y la desmemoria, la hizo olvidar una estrofa, pero nos recordó los versos de un Agustín que sigue palpitando en los corazones.

Fue una noche light, sin duda, no hubo arrabal, ni aventureras de ocasión bailando en las mesas, faltó el licor, el piano y un cigarrillo forjado, quizá; pero lo que presentó esta Mujer Lafourcadina es un nuevo derrotero, para ella y para que los jóvenes se acerquen a Agustín.

Después vino un breve set de los temas clásicos de Natalia, como Casa y Amarte Duele, entre otras. Fue entonces que todos brincaron de sus asientos y empezó otra fiesta.

Después llegue a casa, escuché a Toña la Negra y se inició otro festín…